¿Estás listo para la Cuaresma? ¿Ha considerado la misa diaria?