Hna. Malia Makalita dice “Sí” a la llamada de Dios