Parroquia 'abre los ojos' a problemas relacionados con migrantes y refugiados