Sarah Escobar de la parroquia Sparta hace historia en los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing