Jóvenes adultos dan la bienvenida al obispo