En el primero de tres retiros juveniles regionales, los participantes aprendieron que Dios "los hizo para la grandeza"