El obispo Sweeney celebra la misa en español y portugués en la parroquia de Madison