El obispo Sweeney celebra la Misa del Domingo de Ramos en la Catedral