La parroquia de Butler crea espacio en la antigua escuela para expandir y mejorar la despensa de alimentos