Se insta a los católicos a oponerse a la Ley de Igualdad