La legislación hace que las escuelas sean más seguras