Jóvenes católicos locales alzan sus voces con música de alabanza en el festival coral de los tres estados