Nueva ley estatal extiende la elegibilidad para recibir comidas gratuitas a escuelas no públicas