Los jóvenes que disciernen vocaciones se reúnen con el obispo en la misa y barbacoa